MASAJE SUECO


MASAJE SUECO


60 min 65€

REGALAR

90 min 95€

REGALAR

120 min 130€

REGALAR

Un viaje al bienestar de Suecia

El Masaje Sueco es el masaje más conocido en Occidente y es la base de muchas otras terapias, por eso nuestras masajistas también se han formado en este tipo de masaje. Es un masaje suave que utiliza diferentes técnicas: deslizamiento, amasamiento y fricción.

Este tipo de masaje te ayuda a alcanzar el equilibrio y la relajación física. Es un momento para sanar y moldear tu cuerpo y armonizar tu mente. El masaje Sueco se realiza en camilla tailandesa y se utilizan aceites esenciales. Puedes ducharte al finalizar el masaje.

Masaje Sueco

Muchos definen el masaje sueco como el arte de relajar el cuerpo. Es un masaje suave que no solo está pensado para que experimentes la relajación, sino que también tiene un gran potencial rehabilitador.

El masaje sueco encuentra su origen en los conceptos orientales de anatomía y fisiología, reinterpretado en occidente, así nuestras terapeutas utilizan este tipo de masaje para estimular la circulación, activar el sistema circulatorio, liberar músculos tensos, restablecer el rango de movimiento y para aliviar el dolor.

¿Cuándo recomendamos el masaje sueco de Thai Spa Massage?

Este tipo de masaje es mucho más que un masaje relajante, y lo recomendamos si tienes contracturas o calambres musculares, esguinces o artritis. Siente el alivio en cualquier tipo de dolencia muscular o articular.

El masaje sueco es un masaje que se considera sanador. También es ideal para quienes quieren combatir la retención y los problemas circulatorios, aliviando el estrés o cansancio acumulado del día a día.

¿Cómo realizamos el masaje sueco?

Nuestras masajistas emplean diferentes aceites esenciales de masaje para calentar el tejido muscular y preparar tu piel para el tratamiento: esta es la técnica conocida como “deslizamiento”.

Aunque es un masaje para todo el cuerpo, en el que nuestras terapeutas tailandesas observarán qué zonas necesitan más atención, también es conveniente que indiques si sientes algún dolor para que la masajista pueda focalizarse en aliviarlo. Al indicar las zonas que necesitan más trabajo, se marcan y tratan mediante la técnica de “amasamiento”. Al localizar la zona con tensión se aplicará la “vibración”, una maniobra que consiste en hacer vibrar la piel presionando un punto del cuerpo con el talón de la mano o con los dedos moviendo la zona de arriba a abajo.

Además de la técnica de “vibración”, nuestras masajistas emplean también las de “percusión” y “fricción”, según sea necesario. La técnica de “percusión” se aplica con las manos y consiste en golpear suavemente la zona para disolver los puntos gatillo, así consiguen activar la circulación de sangre y la energía corporal. En cambio, para los tejidos más profundos y afectados, ellas utilizan el movimiento de “fricción” realizado con los dedos sobre estos tejidos. Este masaje se realiza en camilla tailandesa, relajando mente y cuerpo en el proceso.

Descubre nuestra experiencia de masaje Sueco en Thai Spa Massage.

ES
RESERVAS