Colores del chakra

Separador titulos
Share

Loading

En la cultura tailandesa, los colores del chakra ocupan un lugar destacado debido a su influencia en la tradición espiritual y la medicina tradicional. La diversidad de perspectivas sobre los chakras y sus colores refleja la riqueza de la influencia cultural en la región, y su importancia continúa en la vida cotidiana.

Según los libros sagrados del hinduismo, los colores del chakra se consideran vitales para el equilibrio físico y emocional, y su comprensión y armonización son fundamentales en prácticas de sanación y bienestar en Tailandia.

Anteriormente profundizamos en que se reconocen seis o siete chakras, mientras que la teosofía, el gnosticismo y la nueva era han adoptado la idea de siete. Con esta guía vamos un paso más allá para descubrir por qué los chakras tienen color y comprender los colores del chakra.

¿Cuáles son los colores de los 7 chakras?

 

Los siete chakras principales están vinculados a los colores del arcoíris. Cada uno de estos centros de energía, desde el chakra raíz hasta el chakra de la corona, se asocia con un color específico y tiene un significado profundo en la tradición espiritual tailandesa. Estos son los colores de los chakras:

  • Chakra raíz, encarnado en el rojo.
    Se encuentra en la base de la columna vertebral y está relacionado con la seguridad, la supervivencia y la conexión con la Tierra.
  • Chakra sacro, resplandeciente en naranja.
    Está ubicado en el área del abdomen y se conecta con la creatividad y la energía sexual.
  • Chakra del plexo solar, radiante en amarillo.
    Se sitúa en el abdomen superior y está relacionado con el poder personal y la autoestima.
  • Chakra del corazón, imbuido de verde.
    Se encuentra en el centro del pecho y está vinculado al amor y la compasión.
  • Chakra de la garganta, sumergido en azul.
    Se localiza en la garganta y se asocia con la comunicación y la expresión personal.
  • Chakra del tercer ojo, envuelto en índigo.
    Se encuentra entre los ojos y está relacionado con la intuición y la percepción espiritual.
  • Chakra de la corona, iluminado en violeta.
    Se sitúa en la parte superior de la cabeza y se conecta con la conciencia y la espiritualidad más elevada.

 

Esta disposición de los colores del chakra, conocida como el “Espectro de Luz Visible”, se ha observado en diferentes culturas a lo largo de la historia y ha sido incorporada en prácticas de meditación, yoga y sanación. La relación entre los chakras y los colores del arcoíris refleja la creencia en que la energía vital fluye a través de estos centros y que su equilibrio es fundamental para el bienestar físico, emocional y espiritual de una persona.

¿Cómo saber el color de tu chakra?

 

Determinar el color predominante de tu chakra es un proceso subjetivo, introspectivo y de autoevaluación, que puede ayudarte a conocerte mejor y comprender tu autoimagen.

  1. Autoobservación: siéntate en un lugar tranquilo y relajado. Cierra los ojos y concéntrate en un chakra específico que desees evaluar, imagina el chakra como un vórtice de energía en tu cuerpo. Visualízalo girando y observa el color que tu mente imagina.
  2. Sensaciones físicas y emocionales: presta atención a las sensaciones físicas y emocionales que experimentamos cuando te enfocas en tu cuerpo. Algunos colores pueden hacer que te sientas más conectado o identificado con ciertas emociones y te ayudarán a comprender cuál es el color que predomina en ti.
  3. Intuición: en lo espiritual, confía en tu intuición. A veces, simplemente sabrás cuál es el color correcto sin una razón aparente.
  4. Registros personales: reflexiona sobre tus experiencias de vida, tus emociones predominantes y tu personalidad. A veces, tu color de chakra puede estar relacionado con tu historia personal y tus características, y podrás encontrarlo recordando tu relación con ese color.

 

Esta disposición de los colores del chakra, conocida como el “Espectro de Luz Visible”, se ha observado en diferentes culturas a lo largo de la historia y ha sido incorporada en prácticas de meditación, yoga y sanación. La relación entre los chakras y los colores del arcoíris refleja la creencia en que la energía vital fluye a través de estos centros y que su equilibrio es fundamental para el bienestar físico, emocional y espiritual de una persona.

¿Qué significan los 7 colores del chakra?

Rojo

Rojo

El primer color del chackra, conocido como Muladhara, se asocia al vibrante color rojo. Este centro energético reside en la base de la columna vertebral, siendo la raíz que nos ancla física y emocionalmente. Muladhara está en sintonía con el elemento tierra y se vincula a la vitalidad y la seguridad. Cuando se encuentra desequilibrado, pueden manifestarse dolores de espalda intensos, sensaciones de frío, disfunciones sexuales, estreñimiento y agresividad. La restauración de su armonía se logra a través del ejercicio y la atención a nuestra alimentación, facilitando así el desbloqueo de este chakra esencial.

Naranja

A continuación, el chakra sacral, conocido como Svadhisthana, se encuentra ubicado en la región abdominal, justo bajo el ombligo. Este color del chakra simboliza la sensualidad y las emociones, además de estar relacionado con el equilibrio necesario para una sexualidad plena y libre de inhibiciones. Cuando este chakra se encuentra bloqueado, pueden surgir sentimientos de desprecio o represión. Svadhisthana se manifiesta a través del vibrante color naranja y está íntimamente conectado con el elemento agua, permitiéndonos fluir con la vida en su plenitud.

Amarillo

En el tercer chakra, conocido como Manipura, prevalece el color amarillo y su elemento es el fuego. Este color del chakra se ubica justo encima del ombligo, en la región del estómago, y se relaciona con el intelecto, la autodisciplina y la motivación. Cuando el equilibrio de Manipura se ve perturbado, dado su vínculo con el sistema digestivo y órganos como el páncreas y la vesícula, pueden surgir problemas gastrointestinales, dificultades en la memoria, nerviosismo y bloqueos mentales. La restauración de su armonía es esencial para promover la salud física y mental.

Verde

El cuarto chakra, conocido como Anahata, tiene su ubicación en el centro del pecho y se encuentra representado por el color verde. De los colores del chakra, este está intrínsecamente relacionado con el corazón y se asocia con los sentimientos de amor hacia los demás y la apertura hacia la vida en su totalidad. Cuando Anahata se encuentra bloqueado o cerrado, pueden surgir problemas de salud relacionados con el corazón, incluyendo enfermedades cardíacas o coronarias. Por lo tanto, mantener este chakra en equilibrio es fundamental para promover tanto la salud emocional como física.

Azul

El chakra Vishuddha, representado por el color azul, se localiza en la región de la laringe, a la altura de la garganta. Este chakra se encuentra vinculado con la comunicación, la sabiduría, la habilidad de organización y la planificación. Además, guarda relación con las cuerdas vocales, el oído, la garganta y los pulmones. Cuando este chakra se desequilibra, pueden surgir desórdenes hormonales, hiperactividad, fiebre y problemas en la zona bucal. Por lo tanto, mantener la armonía en Vishuddha es esencial para garantizar una comunicación efectiva y una salud integral.

Azul Índigo

El color del chakra del tercer ojo, conocido como Ajna, se encuentra en la región de la frente, estableciendo una conexión con el mundo del pensamiento y la intuición. Este color del chakra está intrínsecamente ligado al color azul índigo y su elemento es la luz. Cuando Ajna se desequilibra, dado su vínculo con el sistema nervioso y endocrino, pueden manifestarse problemas de coordinación, trastornos del sueño y migrañas. Para restablecer la armonía en este sexto chakra, se recomienda la meditación o la práctica de visualizaciones guiadas relajantes. Esto contribuirá a mejorar la claridad mental y la intuición.

Violeta

El chakra corona, conocido como Sahasrara, es el último de los colores del chakra. Tiene su ubicación en la coronilla y se relaciona profundamente con la espiritualidad. Sahasrara actúa como un puente que conecta las dimensiones física, emocional, mental y espiritual, siendo representado por el color violeta. Debido a su estrecha relación con el cerebro, cualquier desequilibrio en Sahasrara, para la filosofía hindú, puede dar lugar a condiciones como el Parkinson, la depresión, problemas de coordinación y una variedad de trastornos mentales. Para restablecer su equilibrio, se recomienda la práctica de la meditación, el yoga y el contacto con la naturaleza, entre otros enfoques, que favorecerán la armonía y la espiritualidad.

Comprender la espiritualidad oriental abre la puerta a un mundo de sanación, autoconciencia y comprensión. En Thai Spa Massage, creemos en el poder de las terapias naturales y tradicionales tailandesas para el bienestar del cuerpo y la mente. Descubre los beneficios del masaje tailandés para tu salud mental y déjate transportar a Tailandia sin salir de Barcelona.

Articulos relacionados
Separador titulos