Cerveza tailandesa: todo lo que necesitas saber

Separador titulos

Te invitamos a un viaje diferente por el país de las sonrisas. Descubre una nueva forma de disfrutar con la cerveza tailandesa

Para los aficionados de la cerveza, Tailandia se convierte en un destino fundamental, donde, gracias a su increíble ambiente festivo y a su diversidad de marcas locales, la experiencia de degustar una cerveza fría adquiere un matiz especial y otra solución contra el estrés.

Tailandia no tiene la misma tradición cervecera que algunas naciones europeas. Es muy diferente: la cerveza tailandesa tiene su propio encanto y se entrelaza con la cultura y el paisaje de este hermoso país del sudeste asiático. Imagina estar en la terraza de una playa paradisíaca con una cerveza bien fría en tus manos que no se parece a ninguna otra que hayas conocido: Tailandia ofrece precisamente esta experiencia, donde la cerveza no solo es una bebida, sino una compañera de aventuras y relajación en un entorno natural y cultural impresionante.

Phraya Bhirom Bhakdi, posando con su hijo Vidya y la primera cerveza Thai, 1934

¿Cuál es el origen de la cerveza tailandesa?

La cerveza fue introducida originalmente en Tailandia por visitantes europeos pero la elaboración de cerveza en Tailandia comenzó en 1933 con la concesión de una licencia de producción a Phraya Bhirom Bhakdi, de 57 años, nacido como Boon Rawd Sreshthaputra. Su compañía, Boon Rawd Brewery, produce la cerveza lager más antigua y conocida de Tailandia, Singha (pronunciada “sing”). Singha, de baja fermentación se vende en Tailandia en sus variantes estándar (con un contenido de alcohol del 5 por ciento), y ligera (con un contenido de alcohol del 4.5 por ciento).

En sus inicios, la escena cervecera tailandesa contaba con tres marcas: Singha, Golden Kite y Stupa, cada una con su propio carácter distintivo. No obstante, Stupa fue la primera en desaparecer debido a que las ventas no alcanzaron los niveles esperados. Singha y Golden Kite lucharon por convertirse en la cervezas favoritas del pueblo, pero al final, Singha se alzó como la indiscutible cerveza tailandesa ganadora.

En su trayecto, la cervecería introdujo diversas marcas de cerveza, un proceso que se aceleró durante la Segunda Guerra Mundial. En aquellos tiempos turbulentos, la importación de materias primas era complicada y eventualmente se detuvo por completo. Así surgieron cervezas como “Bear” y “Key”, que utilizaban ingredientes locales. Cuando las materias primas se agotaron por completo, la cervecería recurrió a su ingenio, utilizando su habilidad para crear mezclas con agua carbonatada y hielo, lo cual permitió que la empresa sobreviviera en medio del conflicto bélico.
Tras la guerra, Praya Bhirom Bhakdi dejó una huella notable en el ámbito filantrópico. Se involucró en diversas organizaciones benéficas, abarcando desde la educación hasta la atención médica.

Thai fact:

Praya Bhirom Bhakdi también se convirtió en un experto en una tradición nacional tailandesa: el vuelo de cometas. En su momento, como aparte de su compromiso con preservar y compartir las tradiciones culturales del país, publicó un libro dedicado a esta materia.

¿Cuáles son las marcas más importantes de cerveza tailandesa?


En el mundo cervecero de Tailandia, tres nombres destacan por encima de los demás: Singha, Chang y Leo. Cada una de estas marcas tiene su propia personalidad y se adapta a diferentes gustos y ocasiones.

Cerveza tailandesa Singha: la original

Fundada en 1933, Singha es la cerveza más antigua y renombrada de Tailandia. Con un contenido alcohólico del 5%, esta cerveza se considera un símbolo de calidad y distinción. Su sabor suave y equilibrado la convierte en una elección popular entre los conocedores de la cerveza, aunque es más cara que otras opciones: su precio es un reflejo de su estatus como una cerveza premium. Al disfrutar de una Singha, no solo saboreas una bebida, sino una historia de décadas de tradición cervecera tailandesa.

Cerveza tailandesa Chang

Si buscas una experiencia cervecera más atrevida, Chang es la respuesta. Con un contenido alcohólico que se estima en torno al 6%, esta cerveza se gana el apodo de “Changover” (“Hangover” es resaca en inglés) debido a su potencial para causar resacas intensas. Chang tiene un lugar especial en el corazón de los locales. Es una cerveza que refleja la autenticidad y la simplicidad de la cultura tailandesa.

Cerveza tailandesa Leo

Por otro lado, la cerveza Leo brinda una experiencia suave y equilibrada. Esta cerveza se ha convertido en una favorita entre los turistas que visitan Tailandia, ofreciendo un sabor accesible y agradable para todos los paladares. Con precios similares a los de Chang y Singha, Leo demuestra que la diversidad en el mundo de la cerveza tailandesa no solo se trata de graduaciones alcohólicas, sino de matices de sabor que reflejan la diversidad de la cultura tailandesa.

¿Por qué la cerveza tailandesa tiene un precio tan elevado?

Una cerveza puede costar 120 bahts (alrededor de unos 3€) en un local. Para hacer una comparación, en los restaurantes sencillos, un menú completo puede costar entre 100 y 150 bahts. El elevado precio de la cerveza tailandesa es cara se atribuye a varios factores interrelacionados.

En primer lugar, los impuestos sobre el alcohol en Tailandia son relativamente altos, lo que impacta directamente en el precio final de la cerveza. Los gobiernos suelen gravar las bebidas alcohólicas con impuestos especiales para controlar el consumo y generar ingresos para el país.

En segundo lugar, las materias primas necesarias para la producción de cerveza, como la malta y el lúpulo, deben ser importadas. Los costos asociados con la importación, incluyendo aranceles aduaneros, transporte y otros gastos logísticos, contribuyen al incremento del precio final de la cerveza.

El mundo cervecero de Tailandia ofrece una gama diversa de sabores, experiencias y emociones. Desde las icónicas cervezas Singha, Chang y Leo hasta las importaciones internacionales, cada sorbo cuenta una historia única en un lugar donde la cultura, la naturaleza y el disfrute se entrelazan en una experiencia verdaderamente inolvidable. ¡Un brindis por Tailandia!
Articulos relacionados
Separador titulos