¿Los masajes orientales se recomiendan para embarazadas?

Separador titulos

El embarazo es uno de los momentos más especiales para una mujer, crear vida es mágico, pero, aunque parece que la futura mamá está envuelta de ilusión y hasta un aura especial, la realidad es que es un trabajo durísimo para el cuerpo, este de crear vida.

Por ello, a medida que avanza el embarazo el cuerpo se va sobrecargando por lo que los masajes para embarazadas son ayuda de lo más recomendable, sino toda esa carga permanecerá en el cuerpo de la mujer, incluso después de nacer el bebé.
Durante el embarazo, en cuanto empieza a crecer la tripa, el centro de gravedad de la mamá cambia y esto implica una sobrecarga en la zona de la lumbares que soportan el peso del creciente útero y su pequeño nuevo habitante, esto es lo que invita a las embarazada a realizar la clásica postura de agarrarse los riñones.

Masajes tailandeses durante el embarazo

Los masajes además de ayudar a aliviar las tensiones y eliminar contracturas de espalda y cervicales, también sirven para mejorar la circulación sanguínea que probablemente no pasará por su mejor etapa durante la gestación, ayudará a deshinchar los tobillos y piernas que acumularán más líquidos de lo normal y que además pueden ser más sensibles de sufrir rampas y tirones, asimismo con un masaje la futura mamá también podrá sentir un alivio general del cansancio y malestar del embrazo.

Muchas futuras mamás creen que un masaje puede resultar perjudicial para su bebé, pero nada más lejos de la realidad. Acudiendo a un centro especializado donde tengan las consideraciones y precauciones oportunas. En algunos centros de masajes, puede que prefieran esperar a pasar el primer trimestre por aquello de que es cuando el embarazo se considera asentado, pero, en cualquier caso, depende del profesional. La realidad es que un masaje oriental para embarazadas no es que no tenga riesgo para el bebé o la mamá. Sino que está de lo más recomendado.

En el caso de las embarazadas, la intensidad del masaje siempre será suave pudiendo masajear prácticamente cualquier parte del cuerpo. La postura ideal para recibir los masajes estando embarazada es de lado o bien boca arriba, por comodidad de la gestante, si se encuentra en un momento temprano y aun no se tiene tripa, se pueden hasta recibir bocabajo.

Durante el embarazo, una preocupación clásica de la gestante, es que clase de cosméticos puede o no aplicarse, pero para los masajes de embarazadas sólo se usan aceites naturales que no tienen sustancias químicas y no suponen ningún riesgo para el bebé, como por ejemplo el de Almendras dulces, incluso podría realizarse sin ningún aceite si así lo desease la mamá.

De entre las todas las clases de masajes orientales que existen, los más recomendables para futuras mamás son el Thai Oil y el masaje shiatsu. El masaje Thai Oil es un muy relajante y el masaje shiatsu trata en presionar determinados puntos de acupuntura del cuerpo y se da sobre ropa de algodón.

Articulos relacionados
Separador titulos