Masaje polinesio: lo mejor de Hawái a tu alcance

Separador titulos

El masaje polinesio se practica desde hace más de 4.000 años en la agrupación de islas situadas en el Océano pacífico central y meridional. Hoy viajamos de Bangkok a Honolulu para descubrirte este gran lujo.

Todos alguna vez en nuestra vida nos hemos imaginado viviendo la vida en la orilla de una playa paradisíaca, tomando el sol para alcanzar el tono de piel perfecto, sin más preocupación que relajarte en uno de los mejores escenarios posibles. El verano eterno, el buen tiempo y la alegría son un lujo que únicamente algunas personas con la suerte de haber nacido en un paraíso pueden disfrutar todos los días. Y no, en esta ocasión, aunque podría ser el caso, no estamos hablando de las costas de Tailandia, el país de las sonrisas. Con una cultura totalmente distinta a la nuestra y un contexto geográfico distinto, las islas polinesias han desarrollado uno de los masajes más relajantes que existen. Este es el lugar perfecto para contarte todo lo que tienes que saber sobre esta práctica.

Lomi Lomi Practitioner realizando presión con los codos, uno de los pases de masaje del tratamiento

El masaje polinesio, conocido como masaje Lomi Lomi más que un masaje es un ritual. La manera perfecta de disfrutar de este ritual es en la playa, con el sonido de las olas de fondo. ¿Por qué? Porque son ellas las que marcan todo el ritmo de esta ceremonia, de principio a fin. En este tipo de masaje, las manos siguen cada uno de los movimientos de las olas, lenta y suavemente. Cuando la ola rompe, la mano empujará con la misma fuerza del océano la parte de tu cuerpo que más se necesite sanar, y como viene se irá. Ese movimiento se repite en armonía, hasta alcanzar un alto grado meditativo, asegurando la máxima relajación en todo momento.

Más que un masaje

Las faldas de hierba típicas de polinesia fueron introducidas en Hawái por inmigrantes de las Islas Gilbert (pequeños atolones que hoy forman parte de la nación insular del Pacífico de Kiribati) en las décadas de 1870 y 1880.

La palabra “masaje” en algunos de los idiomas polinesios tiene varios significados en cada isla, algunas traducciones lo definen simplemente como “masaje”, otras le adjudican el significado de “romper en pedazos pequeños” y otros, en cambio, le otorgan un significado más profundo y espiritual cómo lo es “trabajar de dentro a fuera”. Esta modalidad de masaje tan distinta a la Tailandesa tiene sin embargo, un origen y una filosofía que no difiere tanto a esta.

Los masajes polinesios están formados de 3 puntos fundamentales, 3 puntos cardinales, 3 pilares. Uno de ellos, es el pule. La palabra pule significa “oración” o “bendición” en referencia a las oraciones que se hacían en la antigüedad mientras se realizaba este tipo de masaje curativo. La otra palabra clave es el ha, la respiración. Cuando el masajista está realizando su trabajo, tu cuerpo llega a tal punto de relajación que tu respiración se convierte en profunda, profundísima, y regular. Y por último, el concepto más importante de todos, es el mana, la energía. ¿Os suena? Este concepto de energía utilizado por los hawaianos es muy similar al del qi y la medicina tradicional china que os explicamos en nuestro post sobre la reflexología.

¡Thai Tip!

El aceite de coco es el absoluto protagonista de los masajes de la región. Este aceite natural, extraído directamente de los interiores del coco, tiene unos beneficios tan grandes que es un elemento principal, no solo en el masaje hawaiano y polinesio, sino también en la industria de la cosmetología y el cuidado de la piel, las uñas y el pelo. Tradicionalmente, el aceite de coco se aplica directamente sobre el pelo como una especie de mascarilla natural. ¡Por eso las mujeres y los hombres polinesios tienen el pelo tan largo y fuerte! En Tailandia, en ocasiones, también se utiliza este aceite como herramienta para realizar masajes. Además la esencia dulce y tropical del coco te sumerge en una atmósfera de relajación increíble. Si alguna te vas a hacer un masaje o vas a hacérselo a tu pareja, prueba a incorporarlo en la sesión. Al añadirle el sonido de unas olas de fondo se alcanza la cumbre de esta experiencia mágica.

Uno de los mejores puntos de este tipo de masajes es la gran cantidad de beneficios que tiene. Te puede ayudar en tu camino para encontrar la paz y la estabilidad emocional fuera de la rutina diaria. Además, más allá de los beneficios que proporciona la relajación, el Lomi Lomi tiene muchos beneficios a nivel físico. Si tienes alguna dolencia y estás buscando algo que te ayude a recuperarte poco a poco, este tipo de masaje es el mejor para tí.

Un masaje polinesio puede ser elde mucha ayuda con los problemas de circulación en los brazos y las piernas, especialmente para quienes pasan mucho tiempo sentado. También ayuda a regular la digestión y alivia los dolores premenstruales. A nivel respiratorio, el estado meditativo en el que entrarás mediante el masaje, ¡ayudará a fortalecer tus pulmones.

Un bien protegido por su gente

Este masaje es un pilar cultural fundamental de la cultura hawaiana. Realmente, les acompaña en cada etapa de la vida: desde la concepción, al nacimiento, a la madurez y la edad adulta. Hoy en día la enseñanza de este es un bien protegido por las personas hawaianas. En honor a este respetado estilo de masaje se han creado incontables asociaciones para su buena enseñanza. Una de las más grandes, es la asociación llamada ‘Ahahui Lomilomi Hawai’i, situada en Kealakekua que cuenta con centenares de alumnos llenos de vocación año tras año. Puedes encontrar además a los corresponsales formados por esta escuela gracias a una agenda de contactos disponibles en su web ¡hoy en día trabajan en salones de masaje en todo el globo, desde EEUU hasta Australia, pasando por Japón, Canadá y en toda Europa!

Si te han entrado ganas de probar este tipo de masajes, ¡no te preocupes! No tienes que ir hasta Hawái, Tahití o Samoa para experimentar la pura relajación polinesia. Visítanos en Thai Spa Massage y vive una de las experiencias más relajantes que vivirás en tu vida en los entornos más acogedores y de la mano de los mejores profesionales del país. Te recibiremos con un “¡aloha!“.

Articulos relacionados
Separador titulos